1/3/13

Se podrá seguir llamando Benedicto XVI al Papa después de que se haga efectiva su renuncia


SEGÚN EL CARDENAL COCCOPALMERIO

Se podrá seguir llamando Benedicto XVI al Papa después de que se haga efectiva su renuncia

Una vez se haga efectiva la renuncia de Benedicto XVI el 28 de febrero a las ocho de la tarde, hora de Roma, se le podrá seguir llamando como «Su Santidad Benedicto XVI». Según el cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, como ya ocurre con los obispos y arzobispos en cualquier diócesis del mundo, Benedicto XVI como obispo de Roma pasará a ser tras su renuncia obispo emérito de Roma.
22/02/13 6:53 PM | Imprimir | Enviar
(Rome Reports/InfoCatólica) El Pontificio Consejo para los Textos Legislativos es un organismo de la Curia Romana, y su trabajo «consiste principalmente en la interpretación de las leyes de la Iglesia».
La Comisión Pontificia para la Interpretación Auténtica del Código de Derecho Canónico que el Papa Benedicto XV estableció el 5 de septiembre de 1917 fue sustituida, el 18 de marzo de 1963 por Juan XXIII, por la Comisión para la Revisión del Código de Derecho Canónico, una revisión pedida por el Concilio Vaticano II. El Papa Pablo VI estableció el 11 de julio de 1967, la Comisión Pontificia para la Interpretación de los Decretos del Concilio Vaticano II y, dos años más tarde, amplió su mandato a la interpretación también de los documentos emitidos por la Santa Sede para poner en práctica los decretos.
El 2 de enero de 1984, el Papa Juan Pablo II creó la Comisión Pontificia para la Interpretación Auténtica del Código de Derecho Canónico, con competencia sobre el nuevo Código de Derecho Canónico, promulgado el año anterior, y las leyes universales para el rito latino. Esta Comisión sustituye a los cuerpos creados por Juan XXIII y Pablo VI. El 28 de junio de 1988 se le dio su nombre actual.
El 18 de octubre de 1990, se amplió su competencia para interpretar el Código de los cánones de las Iglesias orientales y las leyes compartidas en común con las Iglesias católicas orientales.