13/12/11

Persecución en Pakistán

Los extremistas musulmanes celebran su nueva infamia

Otro joven cristiano es arrestado en Pakistán por cargos falsos de blasfemia

Khurram Masih, un cristiano de 25 años, trabajador y residente en la localidad de Qazi, cerca de Lahore (en Punjab), fue arrestado por cargos falsos de blasfemia. Según ha informado a la Agencia Fides la «Masihi Foundation», que se ocupa de los derechos de los cristianos y la defensa legal de Asia Bibi, Khurram Masih, un albañil de profesión, que se casó hace 2 meses, estaba trabajando en la residencia del musulman Abdul Majeed. El lunes por la noche, después del trabajo, Masih quemó trozos de madera y papel, todo material para tirar. Abdul Mayid, vio el fuego, comenzó a gritar que Khurram Masih había arrancado partes del Corán y las había quemado.
07/12/11 4:52 AM | Imprimir | Enviar
(Fides) Los otros trabajadores musulmanes cogieron a Masih y lo llevaron a la comisaría local. Abdul Majeed ha presentado una denuncia por blasfemia contra Khurram, que esta mañana ha sido oficialmente registrada con el First Information Report n. 1112/11 por la violación del artículo 295b del Código Penal de Pakistán (falta de respeto hacia el Corán).
La intervención de los líderes religiosos y activistas de derechos humanos de la Masihi Foundatin en la estación de policía - que se han quejado acerca de las acusaciones falsas - no han servido para lograr la liberación de Khurram Masih, quien permanece bajo custodia y mañana deberá presentarse ante un tribunal. Mientras tanto, grupos extremistas han comenzado a celebrar manifestaciones, anunciando que "un cristiano ha profanado el Corán y debe ser castigado".
Una nota de la "Masihi Foundation", enviado a la Agencia Fides, afirma: "El joven es inocente y las acusaciones de blasfemia son falsas. La persona que presentó la queja está relacionada con los grupos religiosos y es conocida por su odio hacia los no musulmanes. En la zona se difunde el odio hacia los cristianos. La vida de Khurram Masih está en peligro. Las autoridades deben tomar las medidas necesarias para protegerlo".