5/4/14

No necesitamos reinventar la rueda. La familia es la solución a la pobreza

Santa Sede dice a la ONU

No necesitamos reinventar la rueda. La familia es la solución a la pobreza

En su más reciente intervención, el Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, Mons. Francis Chullikatt, recordó que los principios defendidos permanentemente por la Iglesia pueden orientar las políticas internacionales y aportar soluciones simples y efectivas a problemas complejos. Pidió incluir la promoción de la familia como la forma natural y fundamental para lograr el desarrollo de la sociedad.
5/04/14 12:34 PM | Imprimir | Enviar
(Gaudium Press) Esta perspectiva, innegablemente demostrada en la práctica y el sentido común, enfrenta la «obstinación» de los gobiernos que aún no reconocen «el papel obvio de la familia en la erradicación de la pobreza». Por este motivo, faltan medidas que «aborden sus causas con políticas sensibles a las familias que apoyen la estabilidad de la más fundamental de las instituciones sociales», denunció Mons. Chullikatt. Dicha actitud es «altamente irresponsable y finalmente contraproducente de parte de los gobiernos».

Abordar la pobreza desde el núcleo de la sociedad

El Arzobispo manifestó que en el trabajo en contra de la pobreza, considerada por la ONU como el mayor desafío de la actualidad, «no necesitamos reinventar la rueda», ya que la sociedad misma ha desarrollado en la familia su «bloque fundamental basico» y es a este nivel al cual hay que trabajar. «No hace falta buscar lejos a quienes son más urgentemente afectados por el escarnio de la pobreza y el hambre: las mujeres, los niños y los jóvenes», afirmó el Observador Permanente.
La solicitud principal de la Santa Sede es que se incluya la promoción de la familia como una prioridad de desarrollo de manera oficial después de 2015. «Esta es una recomendación que mi delegación apoya decididamente», anunció Mons. Chullikatt. «Con ella, llamamos a los Estados a reconocer que sumar la familia como una prioridad transversal a la agenda de desarrollo post 2015 constituiría un 'paso progresivo', ya que esto está insuficientemente abordado en este proceso».

Caridad con los necesitados

El prelado recordó finalmente que la Iglesia identifica la caridad cristiana como el principio rector no sólo de las relaciones entre las personas a pequeña escala, sino también de las relaciones sociales, económicas y políticas, y extendió a los presentes la invitación de Papa Francisco a preocuparse genuinamente por la sociedad, el estado de las personas y la vida de los más necesitados.
Con información de Misión Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas.
Contenido publicado en es.gaudiumpress.org