15/4/14

El Alcalde de Córdoba asegura que es una barbaridad intentar expropiar la Catedral

«Jurídicamente es un disparate»

El Alcalde de Córdoba asegura que es una barbaridad intentar expropiar la Catedral

José Antonio Nieto, alcalde de Córdoba ha asegurado en esRadio que no le sorprende el empeño de organizaciones subvencionadas por la Junta de Andalucía en pedir la expropiación de la Catedral de Córdoba. «Aquí conocemos desde hace mucho tiempo esta trayectoria», afirmó, añadiendo que sí le sorprendía que las administraciones estén «tratando de vestir de reclamación democrática algo que no tiene ningún anclaje en la ciudad».
15/04/14 11:25 AM | Imprimir | Enviar
(Libertad Digital) En cuanto a la petición, considera que es «algo que jurídicamente es un disparate», porque, entre otras cosas, «ha estado cuidada y protegida por la Iglesia Católica a plena satisfacción de la ciudad de Córdoba». Tanto es así que «había mezquitas en muchas ciudades españolas pero se destruyeron y la única que queda es la de Córdoba gracias a que ha habido una mezcla de culturas y religiones y porque luego se convirtió en catedral, algo que le da valor hoy en día».
Nieto considera que el asunto «no es un problema social, no existe esa demanda», y ha recordado que fue en 2006 cuando el Cabildo decidió inmatricular en el Registro de la Propiedad el templo: «Cualquier confesión podía inmatricular sus templos, pero no la Iglesia Católica. Eso se corrige en 1998 y en el año 2006 lo hace», ha explicado el alcalde, para después señalar que «PSOE e IU no caen en la cuenta hasta que llega el año 2014. ¿Por qué no han actuado hasta entonces?».

La Junta cada vez genera más problemas

José Antonio Nieto ha declarado que, en este sentido, la Junta «cada vez aporta menos y genera más problemas», y ha comparado el modelo de gestión de la catedral cordobesa con la Alhambra: «A diferencia de la Alhambra, donde los granadinos pagan, la mezquita de Córdoba es gratis. La polémica no enriquece el debate en la ciudad de Córdoba. Solo establece enfrentamientos vacíos que no llevan a ningún sitio».
El alcalde ha dicho que «afortunadamente, vivimos en un Estado de derecho y hay un armazón jurídico, una serie de normas que establecen que hay derechos y obligaciones que deben ser respetados». Además, ha abogado por «respetar la propiedad privada, y en este caso es una propiedad del Cabildo, de la Iglesia, y por ende, una propiedad compartida por todos los fieles de Córdoba que, además, se abre a cualquiera». «A nadie se le ha negado el acceso jamás. La Iglesia es de Córdoba y de la Humanidad», ha concluido.