21/5/12

No revelar documentos privados


CALIFICA DE CRIMINAL EL HECHO

La Santa Sede denunciará a los que revelan sus documentos privados

El Vaticano ha anunciado que iniciará acciones para llevar ante la Justicia a los autores de la revelación de documentos privados, que califica de «acto criminal», tras la publicación en un libro del periodista italiano Gian Luigi Nuzzi, que ha salido a la venta este sábado en Italia. Entre los documentos secretos que desvela el libro de Nuzzi, hay uno en el que el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarsicio Bertone, señala la inconveniencia de un posible encuentro en la Nunciatura en España con algún representante de la banda terrorista ETA.
20/05/12 6:52 AM | Imprimir | Enviar
(EP) La Santa Sede, según concluye la nota, seguirá profundizando en las diversas implicaciones de estos hechos de "violación de la privacidad y de la dignidad del Santo Padre -como persona y como autoridad suprema de la Iglesia y del Estado de la Ciudad del Vaticano-.
Precisamente, Benedicto XVI ha creado una comisión cardenalicia, que preside el español Julián Herranz, para la investigación de la reciente revelación de documentos bajo secreto de oficio en televisión, periódicos y otros medios de comunicación italianos.
Esta Comisión, que buscará llevar a la plena luz tales episodios y tiene el mandato pontificio para actuar en todos los niveles, está formada también por el cardenal Jozef Tomko y el cardenal Salvatore DeGiorgi y se reunió por primera vez el 24 de abril para establecer el método y el calendario de trabajo.

Postura del cardenal Bertone ante ETA

Entre los diferentes documentos que revela el libro, aparece un mensaje cifrado de la Secretaria de Estado firmado por el Cardenal Tarcisio Bertone y dirigido a la Nunciatura de al representante de la Santa Sede en España, monseñor Renzo Fratini, fechado el 10 de enero de 2011. En el mismo, Bertone señala la inconveniencia un encuentro en la sede de la Representación Pontificia con algún exponente de la organización terrorista armada ETA, con el fin de una declaración, por parte de esta, de una tregua unilateral, permanente y verificable internacionalmente.
En el mismo documento, señala que el vicepresidente y ministro del Interior de dicho Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba (en aquel entonces), ha afirmado recientemente que dicha organización no debe declarar ninguna tregua, sino sólo disolverse. En la misiva, Bertone recomienda que se contacte con Mayor Oreja para conocer su opinión sobre la situación actual de ETA y sus verdaderos objetivos.
Además, Bertone advierte de que si se produjeran análogas propuestas, el Nuncio debe continuar refiriendo a esta Secretaría de Estado y, en cualquier caso, antes de tomar cualquier decisión, debería obtener el beneplácito del Gobierno y la oposición.
Finalmente, señala que "además sería necesario poner a la mencionada organización, como condiciones previas, la entrega de las armas y la petición de perdón por todos los crímenes cometidos durante los varios decenios de lucha terrorista armada".

Felicidades George