10/5/12

Denuncian a un blog por tener un banner con el matrimonio tradicional


Policía del pensamiento gay en Inglaterra

A las 11:39 AM, por Bruno 
Categorías : General
Cranmer 4
Uno de los blogs religiosos (o religioso-políticos) más conocidos en Inglaterra se llama Cranmer. Es una referencia al Arzobispo anglicano Cranmer, uno de los protagonistas de la reforma protestante anglicana, que vivió en el siglo XVI. El autor del blog escribe, con cierta gracia y bajo la identidad de este reformador inglés de hace cinco siglo, sobre temas religiosos y políticos actuales, con un punto de vista conservador y anglicano High-Church. A pesar de ser protestante, es bastante interesante y lo tengo en mi lista de favoritos.

Este curioso blog acaba de caer en las garras de la policía del pensamiento (gay) y me ha parecido interesante contárselo a los lectores, porque quizá un día suceda lo mismo en España. No sería extraño. Y yo diría que InfoCatólica sería de los primeros portales en caer.
Como sabrán los lectores, en el Reino Unido se está discutiendo actualmente la legalización del “matrimonio” homosexual. El gobierno conservador de Cameron, para la consternación de una gran parte de sus votantes, se ha declarado firmemente a favor de esta medida.
Cranmer, por su parte, defiende la postura tradicional cristiana (aunque cada vez menos vigente en la Iglesia Anglicana) y natural de que el matrimonio sólo puede celebrarse entre un hombre y una mujer. Entre otras cosas, tiene un banner en su blog a favor del matrimonio tradicional, en el que se muestran parejas de novios heterosexuales y se indica que, según una encuesta hecha por la empresa ComRes para Catholic Voices, el 70% de los ingleses está a favor de mantener el matrimonio como existe actualmente. Además de esto, se anima a firmar una petición para que no se legalice el “matrimonio” gay.
Cranmer 1
Cranmer 3
Cranmer 2

Pues bien, según cuenta el propio Cranmer, ha recibido una notificación oficial firmada por el “Investigations Executive” (encargado de investigaciones) que le informa de que está siendo investigado por el ASA Council, debido al anuncio mencionado. El Investigations Executive le indica también, sin mucho éxito, que mantenga la confidencialidad de dicha investigación.
Por lo visto, 24 personas anónimas (entre las cuales, por alguna razón, sólo se menciona con su nombre al Grupo Judío de Gays y Lesbianas) se han quejado de la afirmación de que el 70% de los ingleses está a favor de mantener el matrimonio como existe actualmente. No parece que la queja tenga mucho sentido, ya que se trata del resultado de una encuesta y las posibles quejas habría que remitirlas a la empresa que hizo la encuesta, pero hasta aquí la cosa podría ser comprensible.
La reclamación no termina aquí, sin embargo, porque 10 de esas 24 personas se quejaron de queel anuncio es “ofensivo” y “homofóbico”. Cranmer debe responder a estas acusaciones según el Código CAP, reglas 3.1 y 3.3 (Anuncios engañosos), 3.7 (Falta de fundamentación) y 4.1 (Daño y ofensas). La notificación afirma también “Tenemos la intención de tratar estas reclamaciones como una investigación formal, lo cual significa que serán consideradas por el Consejo ASA. Después, redactaremos una recomendación para el Consejo basada en sus respuestas. Una vez que el Consejo haya tomado una decisión, la misma será publicada en nuestra página web”.
Resulta significativo que el ASA Council acepte abrir una investigación por esto. Cualquier persona con dos dedos de frente puede ver inmediatamente que no existe nada en el anuncio que pueda considerarse ni siquiera remotamente homofóbico. Es más, no se menciona en absoluto el “matrimonio” homosexual, sino que se defiende mantener como existe actualmente el matrimonio tradicional. Es, claramente, un anuncio a favor del matrimonio tradicional. Pero todo eso no importa, para esta gente, cualquiera que no esté de acuerdo con ellos es un “homófobo” (quizá el peor de los crímenes posible) y debe ser acallado por la fuerza.
La ideología gay se ha convertido en un dogma (en el peor sentido de la palabra)incuestionable y absoluto y lleva tiempo creando una policía del pensamiento que se ocupa de tapar la boca a cualquier persona que se atreva a disentir de las doctrinas políticamente correctas del “matrimonio” gay y de la equivalencia entre la heterosexualidad y la homosexualidad. No hace mucho tiempo, un predicador baptista fue arrestado en Inglaterra por citar en público la Biblia.
Curiosamente, yo diría que la verdadera publicidad engañosa es la de los autores de la investigación. El Consejo ASA, a pesar del lenguaje burocrático que usa en sus notificaciones para parecer un organismo gubernamental, es solamente una entidad privada. Eso sí, una entidad que, según su página web, ha conseguido ser reconocida por jueces y diversos organismos como “la entidad que se ocupa de las reclamaciones relativas a la publicidad”, es decir, la voz autorizada en estos temas. En cualquier caso, la naturaleza del Consejo ASA y los efectos jurídicos de sus investigaciones son irrelevantes, porque la verdadera herramienta de coerción que utilizan es la presión mediática.
Cranmer es un blog individual y, por lo tanto, puede permitirse el lujo de resistir a estas presiones. Cualquier portal o medio de tipo comercial, sin embargo, se verían abocados, casi necesariamente, a eliminar el anuncio para evitar la publicidad negativa de ser tachados de “homofóbicos” por parte de una entidad aparentemente seria, como el mencionado Consejo ASA. Como sabemos, no importa que las acusaciones sean falsas e incluso totalmente absurdas, basta que haya suficientes gritos de “homófobo” para que el daño esté hecho. Calumnia, que algo (o mucho) queda. La verdadera finalidad de todo esto es atemorizar y acallar cualquier voz discrepante, por eso no es necesario dar argumentos, ni importa lo surrealista que pueda ser la acusación, basta que exista esa acusación para que actúe la policía del pensamiento. Este caso es del Reino Unido, pero ¿cuánto falta para que suceda lo mismo aquí en España?