14/5/14

El Papa pide que se aúnen esfuerzos para evitar tragedias como la de los mineros turcos y los náufragos en el Mediterráneo

Más de doscientos muertos en Turquía

El Papa pide que se aúnen esfuerzos para evitar tragedias como la de los mineros turcos y los náufragos en el Mediterráneo

Pidiendo que se anteponga siempre el respeto de los derechos humanos y se aúnen esfuerzos para evitar semejantes masacres, el papa Francisco, exhortó a rezar por los mineros muertos en Turquía y por los que aún permanecen atrapados en las galerías de la mina y por las víctimas del nuevo naufragio en el Mediterráneo. El Santo Padre ha tenido también palabras de ánimo a una delegación de ciudadanos de una región italiana contaminada por desechos tóxicos.
14/05/14 1:35 PM | Imprimir | Enviar
(RV) Éstas fueron sus palabras antes los miles de peregrinos que acudieron a la audiencia general y rezaron en el Obispo de Roma, como él pidió:
«Queridos hermanos, los invito a rezar por los mineros que murieron ayer en la mina de Soma, en Turquía, y por cuantos se encuentran todavía atrapados en las galerías. ¡Que el Señor acoja a los difuntos en su morada y consuele a sus familiares! Y recemos también por las personas que en estos días han perdido la vida en el Mar Mediterráneo. Que se antepongan los derechos humanos - recemos por esto - que se antepongan los derechos humanos y se aúnen las fuerzas para prevenir estas masacres vergonzosas»
En la tragedia de la mina en Turquía, donde el número de muertos ha superado ya los 200, las tareas de rescate de los más de 400 mineros que quedaron atrapados continúan entorpecidas por el fuego y los escapes de gas, hasta el punto de que entre los fallecidos y los más de 80 heridos hay miembros de los equipos de rescate.
En el naufragio del pasado lunes en el canal de Sicilia, la barcaza que se hundió llevaba, según diversas fuentes, más de cuatrocientas personas, de las que, de momento, la mitad se ha logrado salvar, 17 son los cuerpos recuperados sin vida y los demás resultan dispersos.

Palabras para los habitantes de la "tierrra de los fuegos y los venenos"

También, en sus saludos en italiano, el Obispo de Roma dirigió unas palabras especiales a una delegación de habitantes de la denominada «tierra de los fuegos y de los venenos», de la región de Campania centro sur de Italia – denominada así debido a que ha sido contaminada por deshechos tóxicos vertidos ilegalmente, causando enfermedades de extrema gravedad y un elevado números de tumores en los que viven en esta zona.
El Papa Francisco, asegurándoles su «cercanía espiritual», expresó su anhelo de «que la dignidad de la persona humana y su derecho a la salud estén siempre en primer lugar, por encima de cualquier otro interés».
La ‘tierra de los fuegos’ abarca un territorio di 1076 km cuadrados, con 57 municipios, en los que residen cerca de 2 millones y medio de habitantes.
A los peregrinos provenientes de la isla italiana de Cerdeña, acompañados de sus Pastores y autoridades, les recordó con afecto la visita que tuvo la alegría de realizar a su tierra el año pasado. A estos queridos amigos, agradeciéndoles su presencia en esta audiencia general, los alentó a afrontar las situaciones problemáticas que aún siguen afligiendo su bella isla y a perseverar en la esperanza y en la solidaridad.