15/3/14

India: congelan a un gurú fallecido porque aseguran que está meditando

India: congelan a un gurú fallecido porque aseguran que está meditando

A las 9:43 AM, por Luis Santamaría
Categorías : General
Los seguidores del fallecido gurú indio Ashutosh Maharaj han anunciado que han puesto su cuerpo en un congelador para evitar su descomposición según la creencia de que regresará a la vida y volverá a encabezar la comunidad. Lo cuenta Europa Press.
Maharaj falleció en Punyab el 29 de enero tras un aparente infarto, si bien sus seguidores consideran que realmente se encuentra en un estado de profunda meditación, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
El gurú encabezó la Divya Jyoti Jagrati Snasthan (Misión del Despertar de la Luz Divina), que asegura tener más de 30 millones de seguidores en todo el mundo.
“No está muerto. La ciencia médica no entiende cosas como la ciencia yogui. Esperaremos. Estamos seguros de que volverá”, ha afirmado su portavoz, Swami Vishalanand, en declaraciones concedidas a dicha cadena.
En este sentido, ha destacado que, pese a que los médicos declararon “clínicamente muerto” a Maharaj, en realidad se encuentra en un estado de ’samadhi’, es decir, en el más elevado plano de meditación. “Él nos dijo a menudo que no se quedaría con nosotros mucho tiempo y que tendríamos que hacernos cargo de la organización en su ausencia”, ha agregado.
Asimismo, ha detallado que sus seguidores le rindieron culto durante una semana tras ser declarado clínicamente muerto y que “su cuerpo no se había descompuesto antes de ser introducido en el congelador”.
“Fue una experiencia espiritual. Pensamos en embalsamarle, pero alguien nos dijo que las oportunidades de que reviva serían menores en ese caso”, ha dicho Vishalanand. La decisión de introducir a Maharaj en un congelador ha sido llevada ante los tribunales por un hombre que afirma ser el antiguo chófer del gurú y que argumenta que sus seguidores no quieren entregar el cuerpo pensando que así compartirán sus propiedades.
La página web de la Divya Jyoti Jagrati Sansthan afirma que la organización fue establecida en 1983 con el objetivo de “lograr la paz mundial” y asegura tener 350 ramas en un total de 15 países.
En 1993, los seguidores del gurú Balak Brahmachari se negaron a incinerar su cuerpo durante dos meses asegurando que volvería de su trance de meditación. Finalmente, la Policía irrumpió en el centro religioso, ubicado en los alrededores de Calcuta, y se llevó el cuerpo semidescompuesto para proceder a su cremación.