26/7/13

Los abuelos como transmisores de la fe

EL DÍA DE LOS SANTOS ANA Y JOAQUÍN, ABUELOS DE CRISTO

El Papa destaca el papel de los abuelos en la transmisión de la fe

El Papa Francisco destacó hoy durante el rezo del Ángelus el valor de la familia como lugar privilegiado para transmitir la fe subrayando sobre todo el papel de los ancianos. «Quisiera subrayar una cosa: (…) que importantes son los abuelos en la vida de la familia para comunicar ese patrimonio de humanidad y de fe que es esencial en toda la sociedad; y que importante es el encuentro y dialogo intergeneracional, sobre todo dentro de la familia», dijo. El Santo Padre ha asegurado que los niños y los ancianos «construyen el futuro de los pueblos».
26/07/13 6:48 PM | Imprimir | Enviar
(Diogo Ximenes/InfoCatólica) El Papa recordó que hoy se celebra la memoria de un santo matrimonio, «abuelos» de Jesús, los santos Joaquín y Ana, y los puso como ejemplo de servicio a la vida y a la fe, como modelo para las viejas generaciones, que hoy son tratadas como «descartables».
«En su casa vino al mundo María, trayendo consigo el extraordinario misterio de la Inmaculada Concepción; en su casa creció acompañada por su amor y su fe; en su casa aprendió a escuchar al Señor y a seguir su voluntad», explicó.
Apuntó que los santos Joaquín y Ana forman parte de esa larga cadena que ha transmitido el amor de Dios en el calor que sólo da la familia, hasta llegar a María «que acogió en su seno al hijo de Dios y lo dio al mundo, nos lo ha dado a nosotros».
A través de esta corriente generacional aconteció lo que - dijo- es un acontecimiento luminoso que ha transformado la historia: «la Encarnación, el hijo de Dios se ha hecho hombre en Jesús de Nazareth».
Citando el Documento de Aparecida señaló que «niños y ancianos construyen el futuro de los pueblos, los niños porque llevarán adelante la historia, los ancianos porque nos transmiten la experiencia y la sabiduría de su vida».
Para el Obispo de Roma el dialogo intergeneracional es un tesoro que se debe preservar y alimentar y dijo a miles de fieles - sobre todo adultos - que se congregaron a escucharlo bajo el balcón del Palacio Arzobispal - que lleva el nombre de San Joaquin - que en esta Jornada Mundial de la Juventud los jóvenes quieren saludar a los abuelos.
El dialogo entre generaciones fue también abordado ayer por el Pontífice en el encuentro con los peregrinos argentinos, en la Catedral Metropolitana:
«Yo les pido de corazón a los ancianos: no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro pueblo que trasmite la justicia, que trasmite la historia, que trasmite los valores, que trasmite la memoria del pueblo. Y ustedes (jóvenes), por favor, no se metan contra los viejos; déjenlos hablar, escúchenlos, y lleven adelante. Pero sepan, sepan que, en este momento, ustedes, los jóvenes, y los ancianos, están condenados al mismo destino: exclusión; no se dejen excluir. ¿Está claro? Por eso, creo que tienen que trabajar juntos».