6/6/13

Escuelas Católicas denuncia una persecución ideológica de la Junta de Andalucía contra sus centros escolares

LA ENSEÑANZA CONCERTADA ESTÁ DES-CONCERTADA

Escuelas Católicas denuncia una persecución ideológica de la Junta de Andalucía contra sus centros escolares

Representantes de Titulares de Centros Concertados Católicos en Andalucía, profesores, padres de alumnos y representantes sindicales (FSIE y USO) celebraron el pasado día 5 de junio una Asamblea informativa en el colegio San Francisco de Sales para hacer una defensa a ultranza de la libertad de elección de centros por parte de los padres y contra la supresión de unidades concertadas realizada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucia.
07/06/13 11:06 AM | Imprimir | Enviar
(Escuelas Católicas/InfoCatólica) Se acusa además a la Junta de perseguir a los centros con ideario católico. El Secretario Regional de Escuelas Católicas Andalucia, Carlos Ruiz, manifestó que esta supresión de unidades es un atentado a la libertad de los padres y una persecución de la administración educativa contra todo lo que tenga ideario católico. Asimismo, reconoció que no estamos dispuestos a llevar a cabo una confrontación con la enseñanza pública sino la defensa de nuestro tipo de centros, muy demandados por la sociedad y con principios basados en la calidad educativa y en la libertad del individuo dentro de unos valores morales.
El cierre de unidades concertadas aprobadas unilateralmente por la Consejería de Educación y la consideración de la concertada como subsidiaria de la pública son dos de los puntos más denunciados por Escuelas Católicas ante la administración educativa andaluza.
Este tipo de asambleas informativas están enmarcadas dentro de los actos de la campaña «estamos desconcertados». «Estamos transmitiendo a la sociedad la situación que sufren nuestros centros, con cierres de unidades, con una campaña de acoso y derribo por parte del gobierno andaluz» añadió Carlos Ruiz.
Finalmente se comunicó que el próximo día 13 de junio, a las 13 horas, en las puertas de la delegación de Educación de todas las provincias andaluzas se concentrarán como parte de la protesta por estas medidas injustas, incoherentes y arbitrarias de suprimir unidades concertadas sin justificación alguna. Ni siquiera existe la justificación económica ya que una plaza concertada cuesta 3.026 euros al año y una plaza pública cuesta 6.187 euros al año. El ahorro que suponen los centros concertados a la Administración Educativa asciende a casa 1.000 millones de euros al año.