5/6/13

«En el nombre de la familia»: los ciudadanos doblegan al gobierno croata para proteger el matrimonio natural

«En el nombre de la familia»: los ciudadanos doblegan al gobierno croata para proteger el matrimonio natural

A las 2:31 PM, por Juanjo Romero
Categorías : Homosexualismo (lobby gay)Familia
Recogida de firmas por la iniciativa  «obitelji U ime» («En el nombre de la familia»)
¡Córcholis! –-la alternativa a córcholis queda mal por escrito-–.
El 12 de mayo, ciudadanos croatas agrupados en la iniciativa «obitelji U ime» («En el nombre de la familia»), comenzaban una recogida de firmas para incorporar a la Constitución del país la definición expresa del matrimonio como la unión de vida entre dos personas de diferente sexo mediante referéndum
Las condiciones para poder presentar la propuesta eran leoninas. En 15 días (hasta el 26 de mayo) debían reunir el 10% del electorado. Era difícil pero no inasequible llegar a las 376.000 firmas. La coalición gobernante –socialdemócrata– cambió las normas sobre la marcha y aumentó el censo hasta los 4.560.000.
Dicho y hecho. En dos semanas han reunido 710.000 firmas validadas, el doble de lo inicialmente requerido. Satisfechos, presentarán las firmas la semana que viene en el Parlamento. Luego a esperar la convocatoria del referéndum. El gobierno socialista no sabe dónde meterse y está tratando que ahora el referéndum no sea vinculante.
El camino no ha sido sencillo, la iniciativa reúne a familias y organizaciones civilescomprometidas con la promoción de los valores humanos. Han contado con el apoyo incondicional de la Conferencia Episcopal de Croacia, la Iglesia Ortodoxa Serbia, denominaciones cristianas protestantes, la comunidad musulmana e incluso ciudadanos que no pertenecen a ninguna religión.
Con muy pocos medios, una red de 6.000 voluntarios y 1.200 coordinadores donaron su tiempo para que los ciudadanos pudiesen manifestar su voluntad. A la declarada hostilidad del gobierno se unió la ya tradicional violencia del homosexualismo: agresiones físicas, libros de firmas robados y destrozados, hackeos de la web y de las redes sociales. Convenientemente aderezados por la ya acostumbrada campaña de insultos y calumnias. Se han denunciado a la policía más de 50 ataques sólo en Zagreb y Rijeka.
Lo dije el otro día, alabando a Lituania por su apuesta por la vida, y lo repito ahora respecto a la familia:
Es esperanzador que los países que se sacudieron la bota del «socialismo real» son los que estén en primera línea de batalla. Una experiencia terrorífica que confío sirva para inocular al mundo una vacuna contra los horrores impuestos por la «cultura de la muerte».
…..
¡Córcholis!, 710.000 firmas en 15 días. ¡Qué envidia de sociedad!
Gracias, Croacia, por el ejemplo