2/5/13

Cursar religión y ética


LA CLASE DE RELIGIÓN SE RECOGE EN EL ACUERDO CON LA SANTA SEDE

Los alumnos de Religión no tendrán que renunciar a la asignatura de Ética

El Ministerio ultima la fórmula que incluirá en el proyecto de la ley de Mejora de la Calidad Educativa, que aprobará el Consejo de Ministros el viernes. Los alumnos que opten por cursar Religión tendrán también la oportunidad de cursar la asignatura de «Valores Culturales y Sociales» en Primaria y la de «Valores Éticos» en Secundaria. Este es uno de los retoques que el Ministerio de Educación va a introducir en el anteproyecto.
08/05/13 1:45 PM | Imprimir | Enviar
(ABC/InfoCatólica) Hasta ahora, el borrador obligaba a escoger necesariamente entre Religión o sus «asignaturas espejo», una medida que, según puso de manifiesto el reciente informe del Consejo de Estado, «discriminaría a los alumnos que al elegir la primera no cursarán asignatura alguna sobre valores sociales y éticos a lo largo de toda su formación».
Con la nueva fórmula que recogerá finalmente el proyecto de ley, y que el Ministerio está concretando en estos días,se permitirá que los estudiantes que escojan Religión no tengan que renunciar a esas otras asignaturas, aunque, según las fuentes consultadas, tampoco se prevé que sea obligatorio que las cursen, sino que para estos alumnos serían optativas.
Tal como recordaba el propio Consejo de Estado en su informe, el Acuerdo sobre Enseñanzas y Asuntos Culturales suscrito entre el Estado español y la Santa Sede el 3 de enero de 1979 dispone que los planes educativos «incluirán la enseñanza de la religión católica en todos los centros de educación, en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales», que «dicha enseñanza no tendrá carácter obligatorio para los alumnos» y que «las autoridades académicas adoptarán las medidas oportunas para que el hecho de recibir o no recibir enseñanzas religiosas no suponga discriminación alguna en la actividad escolar» (artículo II).
La ley orgánica de Educación de 2006, actualmente en vigor, recoge que la enseñanza de la religión católica «se ajustará» a lo establecido en ese acuerdo con la Santa Sede y los decretos que la desarrollan añaden que los centros docentes deberán disponer las «medidas organizativas necesarias» para proporcionar la «debida atención educativa» a los alumnos que no hayan optado por cursar enseñanzas de religión. Asimismo, como recuerda el Consejo de Estado, se dispone que las calificaciones obtenidas en la evaluación de la enseñanza de religión «no se computarán en las convocatorias en las que deban entrar en concurrencia los expedientes académicos, ni en la obtención de la nota media a efectos de admisión de alumnos, cuando hubiera que acudir a ella para realizar una selección entre los solicitantes».
El propio informe del Consejo, además de la citada advertencia de «discriminación a los alumnos de Religión, señala que en el anteproyecto de la Lomce la enseñanza religiosa «adquiere mayor peso, al tener una carga horaria similar al resto de materias en Primaria y en ESO donde se configura como una asignatura específica fija con una alternativa».
Antes de la aprobación del proyecto de ley, el ministro de Educación deberá someterse a una avalancha de preguntas e interpelaciones por parte del PSOE y CiU, hoy en el Senado y mañana en el Congreso, y el jueves está convocada una huelga en todos los niveles de la enseñanza pública.