27/3/12

Eslovenos no a los derechos homosexuales


ESCASA PARTICIPACIÓN

Los eslovenos se oponen en las urnas a conceder derechos a las parejas homosexuales

Los eslovenos rechazaron este domingo en referendo la Ley de la Familia, adoptada en junio pasado y a la que se opusieron organizaciones conservadoras y religiosas, porque otorga por primera vez ciertos derechos a las parejas homosexuales. Con el 80 por ciento de los votos escrutado, un 43 por ciento de los ciudadanos votaron a favor de dicha ley y el 57 por ciento en contra, mientras que la participación fue de sólo el 25 por ciento, según la agencia de noticias estatal STA.
26/03/12 1:32 AM | Imprimir | Enviar
La controvertida Ley de la Familia fue adoptada en junio pasado por la entonces mayoría parlamentaria de centro-izquierda, pero a ella se opusieron organizaciones conservadoras y religiosas, así como el actual primer ministro conservador Janez Jansa.
La ley ampliaba la definición de la familia para abarcar también a núcleos en los que el menor viva con uno de los padres y su pareja homosexual.
Permitía a los homosexuales "registrar" su unión para poder gozar de los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales en cuanto a la herencia y otras cuestiones administrativas.
Y aunque la normativa no permitía adoptar hijos, por primera vez en Eslovenia abría la posibilidad a los homosexuales para que adoptaran al hijo de su pareja.
La solicitud para convocar el referendo fue presentada el pasado febrero por la "Iniciativa civil por la familia y los derechos de los niños", superando las necesarias 40.000 firmas para una consulta popular.
La Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa Serbia y la Comunidad Islámica del país publicaron el jueves un comunicado conjunto en el que se oponen enérgicamente a la ley.
Después de este rechazo, el Parlamento no podrá considerar la misma ley durante un año y seguirá en vigor la ley anterior de la familia adoptada hace 35 años.
(Efe) La controvertida Ley de la Familia fue adoptada en junio pasado por la entonces mayoría parlamentaria de centro-izquierda, pero a ella se opusieron organizaciones conservadoras y religiosas, así como el actual primer ministro conservador Janez Jansa.
La ley ampliaba la definición de la familia para abarcar también a núcleos en los que el menor viva con uno de los padres y su pareja homosexual. Permitía a los homosexuales "registrar" su unión para poder gozar de los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales en cuanto a la herencia y otras cuestiones administrativas. Y aunque la normativa no permitía adoptar hijos, por primera vez en Eslovenia abría la posibilidad a los homosexuales para que adoptaran al hijo de su pareja.
La solicitud para convocar el referendo fue presentada el pasado febrero por la "Iniciativa civil por la familia y los derechos de los niños", superando las necesarias 40.000 firmas para una consulta popular.
La Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa Serbia y la Comunidad Islámica del país publicaron el jueves un comunicado conjunto en el que se oponen enérgicamente a la ley.
Después de este rechazo, el Parlamento no podrá considerar la misma ley durante un añoy seguirá en vigor la ley anterior de la familia adoptada hace 35 años.