18/2/12

Robo en San Pedro de la Cardeña, Burgos



San Pedro de Cardeña, Burgos
Robo en el monasterio donde comenzó el destierro del Cid Campeador
Monedas sobre la historia del Cid, imágenes religiosas y cajas de alto valor artístico e histórico.
El robo de parte de la colección donada por el artista Segundo Escolar y su esposa al monasterio de San Pedro de Cardeña, en Burgos, pudo ser obra de profesionales que actuaron por encargo, según han coincidido hoy en declaraciones a Efe el propio artista y el prior del monasterio, José María Vidal.

Los artistas se llevaron más de un centenar de monedas y medallas de oro, plata y bronce diseñadas por Segundo Escolar sobre la historia del Cid, con motivo del milenario del "Cantar de mio Cid", que se celebró en 2010.

Escolar ha estimado que el precio del metal de estas piezas rondaría los 10.000 euros, aunque su valor artístico es "incalculable".

Los ladrones sustrajeron también algunos objetos que formaban parte de la colección donada por el artista, que eran varias figuras y dos "arquetas" de diferentes momentos históricos, propiedad de los antepasados de Segundo Escolar.

Concretamente, se trata de las figuras de un San Juan de madera de nogal del barroco; un San Juanito, también de nogal, del tardo románico, y un niño Jesús de bronce del siglo XX; además de tres cajas: una gótica de bronce amarillo; una románica de bronce amarillo; y otra de estilo bizantino de madera lacada y miniada.

Fuentes de la investigación, que lleva la Guardia Civil, han asegurado que ninguna hipótesis está cerrada por el momento y han destacado la forma tan estudiada del robo y su carácter "selectivo".

En declaraciones a Efe, Escolar ha explicado que los ladrones no han dejado "huellas visibles" y que accedieron a la capilla donde se encontraban las vitrinas con las obras de arte por un ojo de buey muy pequeño "por el que no cabe una persona de cierta corpulencia".

El prior de la abadía cisterciense, conocida por ser el lugar donde comenzó el destierro del Cid Campeador, ha calculado que el robo pudo producirse en la noche del domingo al lunes, aunque no se activó el sistema de alarma con que cuenta el templo.

Al parecer, entraron por una especie de ojo de buey que da justo al lugar donde se encontraba la colección donada por Segundo Escolar, donde están los sarcófagos del Cid y doña Jimena.

Desde el exterior, el ojo de buey queda a unos dos metros del suelo, aunque los ladrones tuvieron que aprovechar un retablo para bajar desde una altura interior de unos cinco metros.

En opinión de Segundo Escolar, habían estudiado bien el lugar del robo, porque el ojo de buey es el único acceso al templo no conectado al sistema de alarma ya que había quedado desprotegido cuando se retiró una malla metálica que lo protegía para aumentar la claridad a las vidrieras.

Ya en el interior, los ladrones "escogieron" las piezas que se iban a llevar y sólo abrieron "sin causar ningún daño" tres de las doce vitrinas, todas ellas agrupadas en la misma zona, según ha explicado el prior.

El artista ha expresado su deseo de que las piezas que han sido robadas "no sufran" y se conserven, "aunque sea en colecciones privadas", ha apostillado.

El robo en San Pedro de Cardeña se suma a los que se han producido recientemente en otros lugares de gran valor artístico de la provincia de Burgos, como el reciente expolio del mosaico romano de Baños de Valdearados o la sustracción de varias piezas de la ciudad romana de Clunia Sulpicia.