15/2/12

Los crsitianos paquistaníes son discriminados por no conocer el Corán


DENUNCIA DE «JUSTICIA Y PAZ»

Los cristianos paquistaníes son discriminados a la hora de entrar en la Universidad por no conocer el Corán

La Comisión Nacional «Justicia y Paz» de los Obispos de Pakistán ha denunciado que los estudiantes cristianos que participan en los exámenes de admisión de las universidades públicas son discriminados y desfavorecidos, porque «no se saben el Corán de memoria». La Comisión ha presentado una denuncia formal ante el Tribunal Superior de Lahore.
16/02/12 7:08 AM | Imprimir | Enviar
(Fides) La Comisión pide que el gobierno, en los concursos públicos, no incluya indicaciones o requisitos relativos a la religión islámica como “el estudio del Corán”. El caso ha salido a la luz porque un estudiante cristiano, Aroon Arif, ha obtenido una puntuación muy alta en los exámenes de ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ciencias de Lahore (ha aprobado con 930 puntos de 1100 y 860 de 1100), pero no ha podido entrar porque otras personas han obtenido 20 puntos más, gracias a la prueba de “conocimiento del Corán”.
Según la Comisión y los líderes que el Tribunal ha escuchado, “esta práctica es discriminatoria y viola la Constitución de Pakistán”. “Creemos firmemente que la educación de los hijos en la religión es responsabilidad de los padres o familiares, y no de una universidad pública, a la que debe tener acceso cualquier estudiante, independientemente de su fe religiosa”, ha dicho Alexander John Malik, pastor protestante de Lahore, de la “Iglesia de Pakistán”.
El pastor ha propuesto que, en la actual ordenanza, también las iglesias cristianas puedan dar, en base al principio de igualdad, “20 puntos extra a los estudiantes cristianos”. Otra solución, propuesta por algunos líderes políticos locales, es dar a los estudiantes cristianos 20 puntos extra a través de un examen de informática.
Lo importante es poner fin a la “discriminación institucionalizada por motivos de religión”, señala la Comisión “Justicia y Paz”, “eliminando las referencias y los prejuicios de naturaleza religiosa de los programas educativos estatales, que deberían centrarse en los valores humanos universales”. El Tribunal Superior de Lahore examinó el recurso el pasado mes de enero y se espera que emita un veredicto en breve.