19/1/12

Fraga siempre fue un gra cristiano


«FUE UN PAISANO QUE ESTUVO CERCA DE LA VIDA DEL PUEBLO Y DE SU PARROQUIA»

El Cardenal Rouco alaba a Manuel Fraga por no renunciar nunca a su condición de cristiano

Varios dirigentes del PP asistieron a la misa por Manuel Fraga que ofició ayer por la tarde el cardenal y arzobispo de Madrid, S.E.R Antonio María Rouco Varela, en el domicilio madrileño del fallecido presidente fundador del Partido Popular, donde estaba instalada la capilla ardiente. El cardenal ha lamentado la muerte de uno de los padres de la Constitución española, de quien ha destacado su condición de fiel practicante que jamás se perdía una misa dominical.
17/01/12 6:57 AM | Imprimir | Enviar
(InfoCatólica) Entre quienes han asistido a la ceremonia religiosa estaban el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, así como la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.
La exministra Isabel Tocino -que había ocupado una de las vicepresidencias del partido en 1989, cuando Fraga presidía el recién refundado PP- y el presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, también han asistido a esta misa, que ha durado una hora.
El diario La Razón publica hoy un breve artículo del cardenal Rouco en el que glosa la figura del político fallecido:
De su condición de cristiano, nunca negada, Don Manuel Fraga hizo una base perdurable tanto en sus aspectos públicos como personales. Aunque en los pueblos se nota mucho la diferencia de edad, para mí era un amigo:  yo era un chico de 10 años  que miraba con admiración al joven de 25. Después, en encuentros de verano, como obispo auxiliar de Santiago y luego como arzobispo, muchas veces hablamos de las grandes cuestiones morales y espirituales, del hombre, de la vida, cuestiones vistas desde la perspectiva española, universal o desde Galicia. Con cierta gracia se hablaba en Galicia de la misa del domingo de Fraga: ninguna ocupación podía impedírsela. Lo cierto es que fue un paisano que estuvo cerca de la vida del pueblo y de su parroquia. De hecho, el Camino de Santiago fue para él, no sólo una recuperación cultural y económica para Galicia, sino una forma de ayudar a la recuperación espiritual de las generaciones jóvenes. Hoy recuerdo con cariño la Jornada Mundial de la Juventud de 1989 en Santiago en la que él participó, dos meses antes de que él ganase las elecciones con mayoría absoluta.