7/1/12

Cruzados de Santa María


AL CONTRARIO DE LO INFORMADO POR ECCLESIA

La Junta Mayor de los Cruzados de Santa María realizó unas elecciones válidas

La Junta Mayor de los Cruzados de Santa María, celebrada en octubre de 2011 bajo la presidencia de su Comisario Pontificio, realizó unas elecciones válidas, y no fueron suspendidas por la Santa Sede, tal y como se apuntó desde Ecclesia. A solicitud de la Junta, el Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, confirmó posteriormente a Mons. Cerro como Comisario Pontificio. Y éste, en noviembre, delegó el gobierno ordinario del Instituto en Fernando Martín, relegido en la Junta como Director General.
08/01/12 8:26 AM | Imprimir | Enviar
(InfoCatólica) Recientemente la revista ECCLESIA (10-XII-2011) publicaba la siguiente noticia:
“Monseñor Cerro sigue como comisario pontificio de los Cruzados de Santa María. La Santa Sede mantiene al Obispo de Coria-Cáceres al frente de este instituto secular y suspende las elecciones de su junta mayor llevadas a cabo en octubre [de 2011] en la capital cacereña”.
La noticia, a pesar de ser dada por un medio bien informado, no se ajustaba ni en el título ni en su texto completo a las informaciones que InfoCatólica había publicado sobre el asunto. Y hechas las averiguaciones precisas, hemos comprobado que la información recibida por ECCLESIA en esta ocasión no era exacta.
La Junta Mayor que el Instituto Secular Cruzados de Santa María celebró en Cáceres el pasado 9 de octubre, convocada y presidida por su Comisario Pontificio, Mons. Francisco Cerro Chaves, en cumplimiento de lo determinado por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica en su Decreto de 1-XII-2010 y 6-XII-2010,reeligió a Fernando Martín Herráez como Director General del Instituto.
Días después, el 20 de octubre, el Comisario Pontificio y el Director General visitaron en Roma la Congregación citada para informar al Sr. Prefecto de los resultados de la Junta y para solicitarle, por deseo expreso y unánime de dicha Junta, que Mons. Cerro continuara como Comisario Pontificio, hasta que se normalizara la situación generada por un grupo que, habiendo salido de los Cruzados de Santa María, ha fundado una nueva Asociación Pública de Fieles.
La solicitud de los Cruzados de Santa María fue acogida por el Sr. Prefecto, que en decreto del 16 de noviembre determinó que “para evitar toda tergiversación este Dicasterio confirma a S. E. Mons. Francisco Cerro Chaves en su encargo de Comisario Pontificio, con todas las facultades indicadas en el Decreto de nombramiento”. Esto implica que continúa asumiendo el gobierno del Instituto Cruzados de Santa María, así como las facultades que el derecho atribuye al Ordinario de la Sede Principal del Instituto. Pero ese decreto en modo alguno suspende las elecciones de la Junta Mayor del 9 de octubre.
Finalmente, en documento fechado el 30 de noviembre, el Comisario Pontificio, ejerciendo la autoridad propia de su cargo, delegó las funciones del gobierno ordinario del Instituto Cruzados de Santa María en Fernando Martín Herráez, reelegido en la Junta citada como Director General.