15/4/13

El Papa: «Los cristianos tibios constituyen una iglesia pequeña»


SON CRISTIANOS CON SENTIDO COMÚN, SOLAMENTE

El Papa: «Los cristianos tibios constituyen una iglesia pequeña»

Los cristianos tibios son los que quieren construir una Iglesia a su medida, pero no es la iglesia de Jesús: es lo que dijo ayer el Papa durante la misa en la capilla de la Domus Santa Marta. Estaban presentes los voluntarios del Dispensario Pediátrico «Santa Marta» en Vaticano, a cargo de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, que desde hace 90 años sostiene a los niños y a las familias necesitadas de Roma sin hacer distinción de religión ni nacionalidad. Junto al Papa como monaguillos, dos niños.
21/04/13 1:22 AM | Imprimir | Enviar
(Vatican Insider/InfoCatólica) Estos cristianos, afirmó el Papa en la homilía, «no se consolidan en la Iglesia, no caminan en presencia de Dios, no están confortados por el Espíritu Santo, no hacen que la Iglesia crezca»: «Son cristianos con sentido común, solamente: guardan las distancias. Cristianos –por así llamarlos- ‘satélite´, que tienen una pequeña Iglesia, a su medida: para decirlo precisamente con las palabras de Jesús en el Apocalipsis, cristianos ‘tibios´. La tibieza que viene a la Iglesia. Avanzan solo en presencia de su sentido común, esa prudencia mundana: esta es una tentación precisamente de prudencia mundana». El Papa Francisco piensa en la gran cantidad de cristianos «que en este momento dan testimonio del nombre de Jesús, incluso hasta el martirio». Estos, dijo, no son ‘cristianos satélite´, porque «van con Jesús, por el camino de Jesús».
El Papa luego concluyó con una oración: «Recemos por la Iglesia, para que siga creciendo, consolidándose, caminando en el temor de Dios y con la ayuda del Espíritu Santo. Que el Señor nos libere de la tentación de ese ‘sentido común´, entre comillas, de la tentación de quejarnos de Jesús, porque es demasiado exigente, y de la tentación del escándalo. Que así sea».
El Papa Francisco está al lado de las víctimas de la explosión de la fábrica de fertilizantes de West en Texas, que provocó la muerte de al menos 14 personas y decenas de heridos. En un telegrama al obispo de Austin, monseñor Jose S. Vazquez, el Pontífice expresó su pesar por los afectados por esta tragedia e implora al Señor que de paz y consuelo a todos aquellos que sufren y a quien está trabajando en las labores de socorro