16/7/11

Se clausura la 64ª Semana Española de Misionología

Se clausura la 64ª Semana Española de Misionología

Víctor Cortizo: «Un joven que se siente evangelizado, evangeliza»

Concluyó la parte académica de la 64ª Semana Española de Misionología con el gallego Víctor Cortizo. El que fue más de 10 años responsable nacional de la Pastoral Juvenil, disertó sobre ‘La JMJ y los jóvenes venidos de los territorios de misión’. Este joven abogado cosmopolita, a caballo entre Madrid, Santiago de Compostela y Pekín, destacó el enorme potencial de conocimiento que suponen los Encuentros Mundiales de la Juventud.


(Carlos Izquierdo/InfoCatólica) Cortizo, que ha participado en siete encuentros, destacó que los jóvenes de países de misión son siempre motivados por misioneros y vienen “enviados por las comunidades cristianas, con entusiasmo muy superior a los de los países evangelizados y con una gran humildad material y espiritual”.

Por eso son una gran oportunidad para conocer a los jóvenes “del mundo” muy superior a cualquier otra red social virtual. Es la mejor expresión posible de la “Iglesia Universal”. Por eso lo propuso como catalizador para la misma Iglesia y para el mundo, diciendo: “Los jóvenes son a la Iglesia lo que la Iglesia es al mundo”.

Quien participa en la JMJ percibe que el joven que viene de países de “misión ad gentes” no es un “héroe”, tal y como aparece en los Medios de Comunicación, sino mucho más: “La situación es mucho peor de lo que describe la televisión. Conoces experiencias de vivencia de la fe en países ateos del antiguo comunismo que producen indignación, fuerte indignación, sobre todo porque nadie habla de ello”.

Por otro lado, el abogado destacó la capacidad de los jóvenes para superar los problemas políticos: “Conozco jóvenes judíos y palestinos con relaciones humanas excelentes, aunque clandestinas. Y eso sólo lo percibes en encuentros de este tipo”.

La JMJ, evangelizadora cien por cien

De ahí que la experiencia de las JMJ sea evangelizadora cien por cien: “Y un joven que se siente evangelizado, evangeliza”. Por eso es necesario reivindicar la “esperanza universal que supone un encuentro de este calibre. Parece que los conflictos se superan y conviven miembros de diferentes países sin miedo, sin prejuicios… unidos por la misma fe”.

Tras su conferencia, el Delegado Diocesano de Juventud, Serafín Tapia compartió con el auditorio lo que está suponiendo para Burgos acoger a más de 3.000 jóvenes en las próximas fechas. Igualmente, Teresa Romero, de la Delegación de Misiones de Madrid, describió las diferentes actividades misioneras que esta diócesis está preparando para la JMJ.

A las 12.30h, Mons. Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos y presidente de la Semana, y Mons. Braulio Rodríguez Plaza, arzobispo de Toledo y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, clausuraron la 64ª Semana Española de Misionología.