14/6/11

En San Carlos Borromeo comulgan cristianos, agnósticos y musulmanes

Polémicas declaraciones del sacerdote madrileño Enrique de Castro

En San Carlos Borromeo comulgan cristianos, agnósticos y musulmanes

Los medios de comunicación recogieron ayer unas polémicas afirmaciones realizadas en Oviedo por Enrique de Castro, el párroco de Entrevías, con ocasión de una conferencia en el Club Prensa Asturiana. Entre otras cuestiones, De Castro aseguró que «el Vaticano es antievangélico, lo contrario a la buena noticia de Jesús», que «la religión la inventó un listo» y confirmó que «en nuestra parroquia comulgan cristianos, pero también agnósticos y musulmanes».

13/06/11 4:53 PM | Imprimir | Enviar


Ver también

(InfoCatólica) El sacerdote había sido invitado por la asociación Tribuna Ciudadana, y pronunció la conferencia sobre "Una iglesia de laicos: la fe patrimonio de la humanidad" en el Club Prensa Asturiana el pasado viernes.

De acuerdo con la noticia publicada por La Nueva España. Enrique de Castro explicó que Jesús "no cree en ninguna de las religiones que hemos inventado los humanos, incluida la católica", y que "a cambio ofrece un ejemplo de vida con la persona por encima de todas las cosas, incluso más allá de la ley", cuando "se acerca a los excluidos y excomulgados".

En su conferencia aseguró que "los evangelios están plagados de pasajes que atestiguan que Jesús "rescata esa fe", ya que incluso "en aquello que llamamos milagros", se dice siempre dice "tu fe te ha curado", nunca "Dios te ha curado" o "yo te he curado". También se preguntó, "si los evangelios hablan además de un "perdón horizontal, entre nosotros, ¿qué hacemos pidiendo perdón al sacerdote?".

Según la crónica de la conferencia hecha por La Nueva España, el sacerdote lamentó la desconexión de su mensaje con el de la jerarquía eclesiástica y "el desconocimiento de las raíces de nuestra cultura, la cristiana", que a su juicio muestran "muchos curas, muchos teólogos y no digamos los obispos", y rechazó una vez más "el poder eclesiástico encarnado en el Vaticano", que "es antievangélico, lo contrario a la buena noticia de Jesús".

Nuestra misión es rescatar la fe de la religión, que crean en la gente, en lo que ellos quieran

Por su parte, La Voz de Asturias publicó el sábado una entrevista en la que el sacerdote de Madrid abunda en sus afirmaciones y expone algunas de ellas con mayor detalle. Estas son algunas de las preguntas y respuestas:

–¿Qué descubrió en los evangelios?

Que Jesús se carga el templo y a los sacerdotes, que echa por tierra la intermediación entre Dios y el hombre, que dice que el templo no sirve para nada y que nunca ha servido. Rompe con lo establecido y dice que tenemos que caber todos. No distingue entre creyentes y no creyentes y pone por encima de todo al ser humano. En los llamados milagros siempre dice: tu fe te ha curado. No mi fe, ni mi Dios. Tu fe. Eso se lo dice hasta a un centurión romano, a cualquiera independientemente de su religión.

–Pero él es el germen de esa religión.

Jesús no inventó la religión. Lo hizo un listo que vio unas fuerzas inexplicables y dijo: yo hago unos ritos que nos liberen de estos fantasmas. Luego se unió al jefe de la tribu, que era el más fuerte, y entre los dos controlaron al resto. Es una cuestión de poder. Jesús llega y dice: esto no es así y llama papá a Dios. Ya no es un jefe, sino un ser familiar que se preocupa del ser humano y lo hace por encima de la ley y de la religión. Está todo en los evangelios, lo que pasa es que la gente está muy desinformada, incluido el clero.

–¿Qué ha aprendido en la calle?

Lo mismo que en la biblia. En nuestra parroquia comulgan cristianos, pero también agnósticos y musulmanes. Un día uno me dijo: “Enrique, sabe usted que yo soy musulmán”. Le dije que sí y me respondió, “vengo porque esta es mi iglesia”. Nuestra misión es rescatar la fe, no como elemento religioso, sino como elemento consustancial al ser humano para que crean en la gente, en una persona, en lo que ellos quieran... pero que crean.

El escándalo de la "parroquia roja" de Entrevías en 2007

A finales de marzo del año 2007 el arzobispado de Madrid, ordenó que la parroquia San Carlos Borromeo de Entrevías pasara a ser un Centro pastoral dependiente de Cáritas y que sus fieles fuesen atendidos por las parroquias vecinas de San Francisco de Paula y de Santa Eulalia de Mérida. El Vicario Episcopal Joaquín Martín Abad declaraba que "después de la visita pastoral que se ha realizado en esa Iglesia, se ha visto que los sacerdotes que estaban allí no desarrollaban la función catequética y litúrgica de acuerdo con el Magisterio de la Iglesia", si bien podrían mantener las actividades sociales que venían realizando.

Siguieron meses de resistencia a cumplir lo dispuesto por la autoridad eclesiástica, durante los cuáles pudo comprobarse el alejamiento de los sacerdotes de San Carlos Borromeo respecto a cuestiones de la doctrina y liturgia de la Iglesia. Se hizo patente también el apoyo que, con el pretexto de la ayuda que prestaban a numerosas personas marcadas por la marginación social, recibieron de plataformas, organizaciones y personas caracterizadas por su heterodoxia.

Finalmente, tras una visita del propio cardenal Antonio María Rouco, en noviembre del mismo año, una nota del Arzobispado daba cuenta de la decisión de "constituir el Centro Pastoral San Carlos Borromeo, adscrito a la Vicaría IVª de la Archidiócesis de Madrid", y encomendar su atención a los tres capellanes, Javier Baeza Atienza, Enrique de Castro López-Cortijo y José Díaz Ortiz, "los cuales prestarán la adecuada atención catequética, litúrgica y social con todas las facultades concedidas por el Derecho, procurando en toda su acción pastoral visibilizar la comunión eclesial".