13/4/12

Una reliquia de San Juan Bosco visitará todas las casas salesianas de España en los próximos meses


DESDE EL 1 DE MAYO AL 11 DE NOVIEMBRE

Una reliquia de San Juan Bosco visitará todas las casas salesianas de España en los próximos meses

Una reliquia de San Juan Bosco, fundador de los Salesianos, visitará las casas salesianas de España en los próximos meses. El recorrido de la urna con la reliquia del santo comenzará el 1 de mayo en Bilbao y concluirá, el 11 de noviembre, en Barcelona. El itinerario por los centros salesianos españoles es una etapa del camino que está realizando por los 130 países donde hay presencia salesiana. Esta iniciativa comenzó en abril de 2009, año en el que se celebró el 150 aniversario de la fundación de la Congregación Salesiana. Y concluirá el 31 de enero de 2015, para celebrar el bicentenario del nacimiento de Don Bosco.
12/04/12 10:01 AM | Imprimir | Enviar
(Conoceadonbosco/InfoCatólica) Para conmemorar estas dos fechas, el Rector Mayor de los salesianos, don Pascual Chávez, propuso que una reliquia del Santo visitase todas las casas de la Congregación.Hasta el momento ha pasado por numerosos países de América, Asia, Oceanía y África, donde trabajan los salesianos.
El 1 de mayo llegará a España, procedente de Turín, y comenzará, en Bilbao, su recorrido por las casas salesianas españolas. De mayo a junio, recorrerá el País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla-León, Madrid y Castilla La Mancha, y de septiembre a finales de noviembre, las de Extremadura, Andalucía, Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña.
 
Oportunidad pastoral
 
Desde hace meses, las obras salesianas se vienen preparando para este acontecimiento. La reliquia, un hueso del brazo derecho de San Juan Bosco, viene dentro de una réplica exacta de la estatua yacente de Don Bosco que se encuentra en la Basílica de María Auxiliadora en Turín (Italia).
 
Como señala el Vaticano II «de acuerdo con la tradición, la Iglesia rinde culto a los santos y venera sus imágenes y sus reliquias auténticas». En esta línea, el paso de las reliquias de Don Bosco “puede ser una buena ocasión, en la familia salesiana, para renovar personal y comunitariamente nuestro compromiso por la evangelización, uniendo nuestro caminar al caminar de la Iglesia universal”, como ha señalado Rosendo Soler, delegado nacional salesiano de Pastoral Juvenil.
 
Para el responsable de pastoral salesiano, “el recuerdo de un santo, en este caso el recuerdo de San Juan Bosco al paso de una parte de sus reliquias por nuestra geografía, tiene por finalidad ser cauce para acercarnos a Cristo, en comunión con la Iglesia, dar un culto agradable a Dios y poder ser así, para nosotros, un estímulo a la santidad, según la vocación que cada uno ha recibido”.

El 1 de mayo llegará a España, procedente de Turín, y comenzará, en Bilbao, su recorrido por las casas salesianas españolas. De mayo a junio, recorrerá el País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla-León, Madrid y Castilla La Mancha, y de septiembre a finales de noviembre, las de Extremadura, Andalucía, Canarias, Baleares, Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña.

Oportunidad pastoral

Desde hace meses, las obras salesianas se vienen preparando para este acontecimiento. La reliquia, un hueso del brazo derecho de San Juan Bosco, viene dentro de una réplica exacta de la estatua yacente de Don Bosco que se encuentra en la Basílica de María Auxiliadora en Turín (Italia).
Como señala el Vaticano II “de acuerdo con la tradición, la Iglesia rinde culto a los santos y venera sus imágenes y sus reliquias auténticas”. En esta línea, el paso de las reliquias de Don Bosco “puede ser una buena ocasión, en la familia salesiana, para renovar personal y comunitariamente nuestro compromiso por la evangelización, uniendo nuestro caminar al caminar de la Iglesia universal”, como ha señalado Rosendo Soler, delegado nacional salesiano de Pastoral Juvenil.
Para el responsable de pastoral salesiano, “el recuerdo de un santo, en este caso el recuerdo de San Juan Bosco al paso de una parte de sus reliquias por nuestra geografía, tiene por finalidad ser cauce para acercarnos a Cristo, en comunión con la Iglesia, dar un culto agradable a Dios y poder ser así, para nosotros, un estímulo a la santidad, según la vocación que cada uno ha recibido”.