18/4/12

El Papa advierte contra la hermenéutica bíblica que olvida que las Escrituras son inspiradas por Dios


LA PALABRA DE DIOS ES INTERPRETADA POR LA TRADICIÓN VIVA DE LA IGLESIA

El Papa advierte contra la hermenéutica bíblica que olvida que las Escrituras son inspiradas por Dios

La Pontificia Comisión Bíblica concluye hoy su asamblea plenaria, que este año ha estado dedicada al tema «Inspiración y verdad en la Biblia». Por ese motivo, el Santo Padre ha enviado un mensaje a su presidente, el cardenal William Levada, que también es prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El Papa escribe que la temática abordada es fundamental para «una hermeneútica correcta del mensaje bíblico» y advierte que «una interpretación de los textos sagrados que relega u olvida su inspiración no tiene en cuenta su característica más apreciable e importante, es decir, su procedencia divina».
20/04/12 2:55 PM | Imprimir | Enviar
(VIS) “Por el carisma de la inspiración –prosigue el Pontífice–, los libros de la Sagrada Escritura poseen una fuerza de llamada directa y concreta. Pero la Palabra de Dios no se queda confinada en lo escrito. Si el hecho de la Revelación concluye con la muerte del último apóstol, la Palabra revelada ha continuado siendo anunciada e interpretada por la Tradición viva de la Iglesia”.
“Por eso”, explica el Santo Padre, “la Palabra de Dios fijada en los textos sagrados no es un depósito inerte dentro de la Iglesia, sino que se transforma en regla suprema de su fe y potencia de vida. La Tradición que encuentra sus orígenes en los apóstoles progresa con la ayuda del Espíritu Santo y crece con la reflexión y el estudio de los creyentes, con la experiencia personal de vida espiritual y la predicación de los obispos”.
De ahí que sea necesario profundizar en el estudio del tema de la inspiración y la verdad de la Biblia, ya que “es esencial para la vida y la misión de la Iglesia que los textos sacros sean interpretados según su naturaleza; y la Inspiración y la Verdad son características constitutivas de esa naturaleza”.
Para terminar, Benedicto XVI manifiesta su aprecio por la actividad de la Comisión Bíblicaen la promoción del conocimiento, el estudio y la acogida de la Palabra de Dios en el mundo.