23/4/12

Muere una mujer suiza por intentar "alimentarse sólo de luz"


Muere una mujer suiza por intentar "alimentarse sólo de luz"

A las 9:11 AM, por Luis Santamaría 
Categorías : Nueva Era
En los días pasados se ha sabido que una mujer que vivía en el este de Suiza, que creía que podía sobrevivir solamente “de la luz” fue encontrada muerta de hambre. Lo cuenta Lyssandra Searsen el medio suizo The Local. Ofrecemos la información traducida al español por el equipo de traductores de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES).

Anna Gut (nombre ficticio) tenía poco más de 50 años cuando vio la película, In the beginning there was light (“En el principio era la luz”), un documental en el que dos hombres afirman vivir por completo de la luz, según informó el periódicoTages Anzeiger.
La cinta, que se proyectó en los cines suizos en 2010, retrata a dos hombres: el suizo Michael Werner, de 62 años de edad, antropósofo con un doctorado en química; y el yogui indio Prahlad Jani, de 83 años de edad. Ambos hombres afirmaban obtener su sustento de medios espirituales en lugar de la ingesta de alimentos. Werner afirma que ha vivido de esta manera desde el año 2001, mientras que Jani dice que ha vivido durante 70 años no sólo sin alimentos, sino también sin agua.
Anna Gut comenzó sus largos preparativos para el proceso leyendo un libro de otra defensora delbreatharianism (respiracionismo), la australiana de 54 años Ellen Greve, conocida también con el nombre de Jasmuheen o “aire eterno”. Anna Gut siguió las instrucciones de la primera etapa de la carta: no tomó comida ni bebida durante una semana, e incluso escupió su saliva. Para las semanas segunda y tercera, volvió a beber de nuevo, pero se debilitó visiblemente y sus hijos comenzaron a preocuparse.
Ella los tranquilizó y le prometió que dejaría su práctica si la situación se volviera crítica. Pero un día, el invierno pasado, cuando ella no pudo contestar el teléfono, sus hijos echaron abajo la puerta para encontrar a su madre muerta en el interior. La autopsia mostró que, simplemente, había muerto de hambre, descartando cualquier otra contribución a la causa de la muerte.
Anna Gut ha sido la primera en morir en Suiza por tratar de vivir de la “nutrición pránica”, como también se la conoce, pero ha habido otros que también han muerto como resultado de sus “convicciones espirituales”, según explica este diario. En 1997, Timo Degen, de Munich, a los 31 años, murió de un colapso circulatorio durante un intento de vivir solamente de la luz. A los 53 años de edad, el neozelandés Lani Morris también murió de un derrame cerebral causado por la pérdida de líquidos en 1998; y en 1999, el australiano Verity Linn fue encontrado desfigurado en un lago en Escocia después de haber tratado de seguir las prácticas de nutrirse de luz, tal como informa Tages Anzeiger.
El doctor Dee Dawson, especialista británico en trastornos alimentarios, no tenía ninguna duda acerca de los peligros del respiracionismo. “Es suicida”, dijo a The Local“Estas personas deben tener algún tipo de problemas psicológicos para hacer esto. Saben perfectamente bien que uno se muere de hambre si no come. Deben verse a sí mismos cada vez más delgados, cada vez más débiles; sin embargo, lo llevan a cabo, por lo que presumiblemente saben que van a morir y no les importa”.
Pero los defensores de la alimentación a base de luz rechazan estas muertes, a veces acusando a los difuntos de actuar con negligencia o, de otra manera, diciendo que la verdadera causa de la muerte no ha sido debidamente establecida. Otros buscan razones espirituales.
Estos “místicos” creen en el poder de la nutrición a base de luz a pesar de las abundantes pruebas disponibles que muestran cómo el cuerpo necesita energía y la hidratación de bebidas y alimentos para sobrevivir. Cuando se le priva de alimentos, el cuerpo comenzará a utilizar su energía de reserva a partir del músculo y el tejido orgánico. El hígado y el sistema inmunológico se dañan y el riesgo de infección aumenta.
En defensa de sus creencias, muchos “místicos” apuntan a los casos de los gurús que se han sentado durante varios años en los árboles, y a ejemplos occidentales, como Teresa Neumann, quien afirmó tener muchos dones espirituales, entre ellos la capacidad de sobrevivir durante largos períodos de tiempo sin alimentos y bebidas. Los médicos observaron constantemente a Neumann durante dos semanas y confirmaron que no había sufrido una pérdida de peso o deshidratación durante este período. Murió en 1962 de un paro cardíaco.
El santo patrón de Suiza, San Nicolás de Flüe, fue un místico que vivió en el siglo XV. Según la leyenda, vivió durante 19 años sin comida ni bebida. Pero los expertos médicos afirman que dichos informes no pueden ser ciertos. Los médicos querían investigar a Michael Werner para ver cómo le iba, pero a pesar de que llevó a cabo un test de diez días auto-administrado, se negó a compartir los datos médicos.