9/6/14

«Los Premios HO evidencian que podemos dejar a nuestros hijos un mundo mejor, más libre»

Testimonio de los valores que construyen una sociedad mejor

«Los Premios HO evidencian que podemos dejar a nuestros hijos un mundo mejor, más libre»

Intensa emoción la vivida en la gala de Premios HO 2014 que se celebró el sábado 7 de junio, presentada por Luis Losada y Almudena Negro, que concluyó con el Himno de España interpretado al chelo por Pedro Alfaro. Los seis Premios HO de esta undécima edición han sido para el cardenal Fernando Sebastián, el líder cubano Oswaldo Payá (a título póstumo), los periodistas José Luis Restán y Carlos Cuesta, el doctor Luis Chiva y el profesor Francisco José Contreras.
9/06/14 11:34 AM | Imprimir | Enviar
(HO/InfoCatólica) El Presidente de HO, Ignacio Arsuaga, expresó el agradecimiento a los premiados, así como a los miles de ciudadanos activos que hacen posible la labor de la plataforma HazteOir.org, con el siguiente discurso de clausura:
Distinguidos Premiados, Su Eminencia, Cardenal Don Fernando Sebastián; Monseñor Don Juan Antonio Martínez Camino; queridos socios, voluntarios y amigos de HazteOir.org, queridos miembros de la Junta Directiva, amigas y amigos:
Gracias, muchas gracias a todos, por vuestra presencia en este acto de entrega de los Premios HazteOir.org 2014. Gracias por dar testimonio de los valores que construyen una sociedad mejor; una democracia para servir a las personas; una democracia con valores objetivos que son también líneas rojas que no se deben franquear:
  • La vida y la dignidad del ser humano;
  • La libertad de la conciencia y el derecho a creer en Dios;
  • La realidad singular del matrimonio y la familia, y el derecho de los niños a tener un padre y una madre;
  • La libertad de las familias para elegir la educación de nuestros hijos;
  • La rendición de cuentas de los políticos a los ciudadanos, como una práctica cotidiana.
Porque cuando la democracia traspasa estos límites; cuando la democracia desecha los valores objetivos y ella misma se convierte en el único valor; entonces, cualquier cosa es posible, también la tiranía, como nos enseña la historia.
Queridos e ilustres premiados:
Gracias por aceptar este humilde reconocimiento, del que recibimos más de lo que damos. Nosotros somos los premiados, por vuestra entrega a las causas de la libertad y los derechos humanos; entrega total, entrega heroica de la propia vida, como Oswaldo Payá, por la libertad de su pueblo, el pueblo cubano. Entrega plena, también, de cada uno de vosotros, por vuestra vocación de servir a los demás y mejorar la sociedad.
Querido José Luis Restán, querido Carlos Cuesta, sois el mejor ejemplo de que el periodismo libre es y va a seguir siendo una institución indispensable de la sociedades abiertas. Cuando el periodismo se ejerce con vocación de servicio, amor a la verdad y un respeto exquisito por la inteligencia y la libertad personal, los ciudadanos somos más libres. Y así lo ejercéis, cada día, desde la Cadena COPE, desde el diario El Mundo y desde 13 TV.
Su Eminencia Cardenal Fernando Sebastián, querido don Fernando, GRACIAS por difundir la verdad sobre los dones de la vida humana y la familia. GRACIAS por hacerlo con sencillez y sin miedo, que es la forma más eficaz de elocuencia, la que Jesús enseñó a los apóstoles.
Profesor Francisco José Contreras, querido Curro, este modesto reconocimiento es por mostrar en tus libros y en tus clases que no es cierto que el Derecho y la política tengan que ser indiferentes a la dignidad intrínseca del ser humano y la inviolabilidad de su vida y su libertad.
Doctor Luis Chiva, querido Luis, has conseguido que la sociedad española empiece a ver al bebé concebido como un paciente al que cuidar, y no como un objeto que puede ser extirpado. GRACIAS por liderar esta eficaz iniciativa de divulgación y comunicación que está siendo Ginecólogos por el Derecho a Vivir, en unos años decisivos para la configuración del derecho a la vida en España.
Admirados y queridos Premios HazteOir 2014:
Somos un grupo de ciudadanos activos y conectados que comparten vuestros valores, que os admiran y se sienten inspirados por vosotros. Creemos que los ciudadanos tenemos la responsabilidad de promover los valores de esa sociedad abierta y justa, mediante la participación democrática y el diálogo con otros ciudadanos. Y estamos seguros de que sois el mejor ejemplo de cómo participar y dialogar en una sociedad democrática:
  • razonando y construyendo,
  • siendo generosos y optimistas,
  • escuchando al otro,
  • buscando honradamente la verdad,
  • jamás permitiéndonos el desaliento.
Y concluyo, queridos amigos:
Vuelvo a dirigirme a vosotros, queridos socios, voluntarios, miembros del equipo, amigos de HazteOir, para volver a daros las gracias. Muchas gracias. Porque a pesar de las incomprensiones y de los ataques que hemos sufrido, vosotros habéis hecho posible que este último año lo hayamos llenado de multitud de iniciativas y de proyectos a favor de la vida, la familia y la libertad: Expovida, Vota valores, MasLibres, CitizenGO... y muchas otras.
Los admirados Premios HO nos recuerdan que el aborto, la intolerancia o la tiranía no son invencibles ni tampoco realidades inevitables; y que podemos dejar a nuestros hijos un mundo mejor, más libre. Muchas gracias.

Resumen de las emotivas intervenciones de los premiados

El Cardenal Sebastián se  mostró incisivo: «Estoy agradecido y sorprendido. ¿En qué país estamos, en el que hay que premiar al que defiende la vida? ¿Es que se puede defender la muerte? ¿Dónde estamos cuando se nos premia por defender la familia?» y recordó el origen natural y sobrenatural de la familia:
Los cristianos no hemos inventado la familia, ni hace falta que la inventen las leyes: nace de la naturalidad y de la espontaneidad del ser humano, hombre y mujer, por eso es patrimonio de todos y al alcance de todos. Cristo la santificó como mejor camino para el crecimiento del hombre y nos acerca a la felicidad de nuestro Dios.
Luis Chiva, jefe del departamento de Ginecología Oncológica del Hospital MD Anderson, miembro del Comité Asesor de Derecho a Vivir y cofundador de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, realizó una encendida defensa del concebido en un discurso que saltaba con naturalidad de los aspectos científicos a la experiencia personal:
Una explosión de vida irrumpe con cada fecundación, dando lugar a un individuo único e irrepetible en el universo conocido; capaz de sonreír, de amar, de sentir, de llorar, en definitiva de transformar el mundo. Este ser es, además, una persona humana en cuanto que tiene capacidad de conocerse a sí mismo y a los demás, y de saborear un deseo sin límites de felicidad y de trascendencia. Por si esto fuera poco, los cristianos y muchos otros creyentes, tenemos la convicción profunda que cada embrión humano tiene un destino en el plano de la eternidad y que podrá ver cara a cara a su Creador para siempre… para siempre… Todas estas reflexiones, junto al magnífico ejemplo de mi padre que era y es un extraordinario ginecólogo, me llevaron a tomar el camino de esta especialidad maravillosa.
[…] En Mayo del 2010, María, mi esposa y yo recibimos en casa el regalo de Jose María, nuestro octavo hijo. José María tiene Síndrome de Down. Ahora tiene cuatro años y podemos afirmar con rotundidad que es lo mejor que pasado por nuestras vidas. Me gustaría gritar con fuerza a todos aquellos que consideran que la vida de estos niños no merecen la pena ser vividas que están equivocados. Especialmente me dirijo a todos los médicos que consideran un avance irrenunciable el cribado prenatal de estos niños para que sean eliminados. Estáis equivocados. Os estáis perdiendo una fuente de amor incondicional y de esperanza.
José Luis Restán, director editorial de la Cadena COPE, defendió el valor de la libertad como elemento también evangelizador:
La libertad hay que reclamarla en todos los foros, pero sobre todo se defiende ejerciéndola. Y eso implica dar razón de nuestra esperanza con humildad y paciencia, en diálogo con la búsqueda, con las oscuridades y rebeldías de quienes son diferentes
Usando palabras del Papa Francisco diría que tenemos que vivir continuamente ‘en salida’, sin atrincherarnos. En esta hora se hace más patente la necesidad del método benedictino para el futuro de Europa.
Por su parte, Francisco Contreras,  catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla, y autor de imprescindibles libros de análisis sobre tendencias y pensamiento político presentó un análisis realista de los valores de la sociedad española:
Mi impresión es que ese movimiento [de resistencia a la ingeniería social] se ha desinflado en buena parte tras el retorno al poder del PP. “Contra Zapatero vivíamos mejor”. Puede que entre los que se manifestaban hubiese una fracción en la que podía más el simple sectarismo antisocialista –aplacado con la caída de Zapatero- que la creencia real en las causas defendidas. Pero incluso entre los sinceramente comprometidos, la presencia en el gobierno de un partido supuestamente afín a nuestros principios genera un efecto desconcertante y desmovilizador. “Hay que darles tiempo”. “Los otros eran peores”, etcétera.
Y lo cierto es que, con la excepción de la Educación para la Ciudadanía, no se ha derogado hasta ahora ni una sola de las leyes ideológicas de Zapatero: ni la del matrimonio gay, ni la de Violencia de Género (me refiero a su parte ideológico-discriminatoria, no a los razonables mecanismos de prevención del crimen), ni la de “memoria histórica”… Existe un importante boceto de reforma del aborto, pero los meses pasan y muchos comenzamos a temer que el proyecto sea aplazado sine die, o al menos seriamente descafeinado. Sobre todo, porque los portavoces del partido gobernante no exhiben el menor entusiasmo en su defensa. Como siempre cuando se trata de temas morales y culturales, eluden el debate y dejan todo el espacio dialéctico a la izquierda. No están dando la batalla de la opinión pública (con alguna honrosa excepción, como la diputada andaluza Esperanza Oña). Parecen querer reformar la ley del aborto clandestinamente, vergonzantemente, como pidiendo perdón por ello.
Carlos Cuesta, director del programa La Marimorena, de 13TV y redactor-jefe de Nacional del diario El Mundo enumeró los ataques a las libertades:
«Un ataque a la libertad de pensamiento: de todos aquellos que creen que la violencia en las calles les otorga representación social; de quienes creen que la democracia se hace a pedradas y no piedra a piedra; de quienes se creen intérpretes de una supuesta Justicia capaz de vulnerar los derechos del resto (al credo, al voto, a la propiedad, a la seguridad personal...)”, y denunció el «ataque, por supuesto a la vida y la dignidad: de quienes consideran que el más débil no debe ser defendido sino aniquilado en la anulación de sus derechos; de quienes aplican sin piedad el principio del más fuerte sobre los no nacidos; de quienes extienden ese mismo principio a las minorías que sufren la marginación y el miedo ante los colectivos proetarras».
También emotivo fue el reconocimiento póstumo a Oswaldo Payá, líder cristiano de la causa de los derechos humanos en Cuba, fundador del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), que sufrió persecución y dio su vida por la libertad de su pueblo. Recogieron el premio sus hermanos.