30/11/13

Los 8 riesgos demográficos que afrontará España en la próxima década

Inexorable declive demográfico, con graves implicaciones

Los 8 riesgos demográficos que afrontará España en la próxima década

Todas las provincias españolas perderán población hasta 2023 menos Almería, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Ceuta y Melilla. La Fundación Renacimiento Demográfico desvela los grandes retos demográficos que afrontará España a lo largo de la próxima década en base a las últimas proyecciones elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE)
30/11/13 8:35 PM | Imprimir | Enviar
(FRD/InfoCatólica) Hechos más relevantes derivados de la proyección de población de España a corto plazo publicada por el INE el 22-11-2013:
1.- Entre 2013 y 2023, España perderá 2,6 millones de personas (un 6% de la población). Todas las provincias perderán población menos Almería, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Ceuta y Melilla.
2.- Los nacimientos se reducirán en un 25%, pasando de 456.000 en 2013 a menos de 340.000 en 2023, cifra inferior a la de los niños que nacían a mediados-finales del siglo XVIII en una España con una población inferior en un 75% - 80% a la actual.
3.- Desde 2017 habrá menos nacimientos que muertes, algo que ya pasa entre los españoles autóctonos. Este saldo negativo crecerá a ritmo acelerado en años subsiguientes.
4.- En 2023, las personas por debajo de 65 años serán 4,1 millones menos que en 2013 (-11%). El número de personas con 65 años o más crecerá en 1,5 millones (+18%).
5.- De 2013 a 2023, perderemos 2,3 millones de personas en edad laboral, merma que habría sido de 3,3 millones sin el retraso en la edad de jubilación de 65 a 67 años. Y las personas de 25 a 45 años, franja vital para la producción y el consumo, serán 4,4 millones menos (-29%).
6.- El envejecimiento de la sociedad llegará a cotas tremendas: la edad promedio de la población pasará de 42 años en 2013 a 45 años en 2023. En 22 provincias será de 47 años o más.
7.- El porcentaje de población con 65 años o más pasará del 17,7% (2013) al 22,0% (2023), siendo en un tercio de las provincias del 25% o superior.
8.- Como nota curiosa adicional, en 2018, de cumplirse las previsiones del INE, Ceuta y Melilla sobrepasarían en población residente a Soria. De mantenerse los porcentajes de población con nacionalidad española que había en estos tres lugares a 1 de enero de 2013, según el Padrón Municipal (90,1%, 93,5% y 84,9%), hacia el primer trimestre de 2016 habría más residentes españoles en Ceuta que en Soria, y lo mismo ocurriría en Melilla hacia el tercer trimestre de 2021. Esto haría necesario modificar la ley electoral vigente desde el comienzo de nuestra democracia, en virtud de la cual Ceuta y Melilla eligen un único diputado al Congreso cada una, mientras que a todas las provincias, incluida Soria, les corresponde un mínimo de dos.

Casi todas las provincias perderán población, según el INE

El porcentaje de la población con 65 años o más alcanzaría cotas muy elevadas en toda España salvo Ceuta y Melilla

En casi toda España habrá más muertes que nacimientos en 2023, siendo enorme el déficit de bebés en muchas provincias

Conclusiones

  • Las proyecciones de población del INE anticipan una evolución demográfica sumamente preocupante, al combinarse la salida neta de muchas personas hacia el exterior y un número de fallecimientos que tiende a superar al de nacimientos.
  • Es difícil predecir con exactitud la cuantía de los flujos migratorios futuros desde y hacia España, una vez que superemos la crisis económica. Pero la bajísima tasa de natalidad de España nos aboca, con toda certeza, a un panorama demográfico decadente, similar el previsto, con más muertes que nacimientos, y una sociedad más y más envejecida.
  • Por ello, urge que las autoridades y la sociedad española en su conjunto sean conscientes de que el problema demográfico es uno de los mayores desafíos que deben afrontar, y de que sin más nacimientos, nos espera un inexorable declive demográfico, con graves implicaciones económicas, políticas y sociales.
  • Para estudiar este tremendo problema, y sensibilizar sobre el mismo a la población y las autoridades españolas, a mediados de 2013, se ha creado la Fundación Renacimiento Demográfico