25/7/12

Cáritas debe evangelizar


DE UNA «IGLESIA POBRE PARA LOS POBRES» A UNA «IGLESIA DE LOS POBRES»

Mons. Novell asegura que «los colaboradores de Cáritas tienen que aprender a evangelizar»

Solsona es la diócesis que tiene un mayor número de voluntarios de Cáritas por habitante. Su obispo, Mons. Xavier Novell se congratula de ello en su carta semanal, pero va más allá y piensa en «un trabajo caritativo que lleve a los pobres a la conversión, el camino de fe y la incorporación a la comunidad parroquial». Para hacerlo posible defiende que «los colaboradores de Cáritas tienen que aprender a evangelizar».
29/07/12 8:43 AM | Imprimir | Enviar

Ver también
(Regio7.cat) El prelado de Solsona asegura que estima «el gran potencial evangelizador de esta realidad pastoral». El obispo dice que «debemos ser una Iglesia de los pobres» y afirma creer «sinceramente» que «somos una Iglesia pobre porque tenemos pocos recursos económicos y tratamos de invertirlos todos en la atención pastoral de la gente». Desde el agravamiento de la crisis,al priorizar la atención a «aquellos que la sufren más duramente», demostramos que «también somos una Iglesia para los pobres».
El obispo de Solsona considera sin embargo, queactualmente «nos falta ser una Iglesia de los pobres»,entendida como «una comunidad que hace realidad el anuncio de Jesús en la sinagoga de Nazaret: los pobres son evangelizados, se convierten y entran a formar parte de la iglesia».
Así pues, convencido de que «tenemos una Iglesia pobre y para los pobres», a Mons. Novell le falta ahora lo que llama «iglesia de los pobres» y, para llegar, cree que hay «un trabajo caritativo que lleve a los pobres a la conversión».

Evangelizar desde Cáritas

Mons. Novell defiende que los colaboradores de Cáritas tienen que aprender a evangelizar, pero «sin dejar de realizar la tarea de acogida, de promoción, de inserción laboral, de formación, de ayuda material». Dice que «tienen que descubrir la mística de hacer todo esto de tal manera que susciten interrogantes, propicien el diálogo sobre el porqué de su caridad, hasta hacer posible el anuncio significativo de Jesús y la propuesta de un camino de reconversión».
Este «plus de la pastoral caritativa», dice el obispo, reclama una «formación en clave de evangelización para los profesionales y colaboradores de Cáritas». Mons. Novell propone pues, para estas personas, «un curso de capacitación evangelizadora que debe convertirse en el curso introductorio para llegar a ser colaborador de la acción caritativa parroquial».
El obispo de Solsona expone esta semana la propuesta de la acción caritativa prevista en el documento titulado Actuamos para la Nueva Evangelización, que desgrana a través de sus escritos en la hoja diocesana.