6/9/11

En Somalia podrían morir de hambre 750.000 personas en los próximos cuatro meses

MÁS DE LA MITAD SERÍAN NIÑOS

En Somalia podrían morir de hambre 750.000 personas en los próximos cuatro meses

La ONU ha declarado la situación de hambruna a la región de Bay, en el sur de Somalia, tras constatar que durante el mes de agosto la prevalencia de malnutrición agua y la tasa de mortalidad han sobrepasado los niveles máximos. Con ésta son ya seis las regiones somalíes en esta situación. La cifra de víctimas, que en la actualidad se situa en varias decenas de miles, podría alcanzar las 750.000, de las cuales, más la mitad serían niños. Los datos han sido comunicados por la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición de la FAO, organismo perteneciente a la ONU.

06/09/11 6:55 AM | Imprimir | Enviar

(EP) Según la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición (FSNAU) del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) los análisis han puesto de manifiesto que los hogares más pobres de esta región se enfrentan a importantes déficits alimentarios debido a la escasa producción de las cosechas y al deterioro de la capacidad de compra de sus habitantes.

Estos motivos les han llevado a declarar en la región de Bay la hambruna, por lo que se suma así a las de Bakool y Baja Shabelle, donde se declaró la hambruna el pasado 20 de julio, y a los distritos de Balcad y Cadale, en Shabelle Medio, el corredor de asentamientos de desplazados de Afgoye y los campamentos de desplazados internos de Mogadiscio, donde se declaró la hambruna el pasado 3 de agosto.

750.000 posibles víctimas en cuatro meses

Según ha indicado FSNAU en un comunicado, en total en Somalia hay cuatro millones afectadas por la crisis alimentaria, de las que 750.000 podrían morir en los cuatro próximos meses “si no hay una respuesta adecuada”. De hecho, decenas de miles de personas ya han fallecido, de las que la mitad son niños. Así las cosas, si se mantiene el nivel actual de respuesta ante la emergencia, “la hambruna se extenderá aún más en los próximos cuatro meses”.

Se considera que una región sufre hambruna cuando al menos el 20 por ciento de la población tiene déficits extremos alimentarios, cuando la malnutrición aguda excede el 30 por ciento y la tasa de mortalidad es de dos personas por cada 10.000 al día.